Con el verano llega el tiempo de las brevas que, acompañadas de un buen queso curado de oveja y de aceite de oliva virgen extra, se convierten en una excelente propuesta que puede adornar un menú en cualquiera de los pases; ya sea como entrante o como postre. Además se prepara en solo unos minutos, así que no te dará pereza prepararla.

Ingredientes

-8-10 brevas

Queso de oveja curado

Sal en escama.

Aceite de Oliva Virgen Extra (en nuestro caso, el Cosecha Temprana de Balón de Guadalquivir)

Preparación de la receta

Coger las brevas y lavarlas bien, ya que no vamos a pelarlas para esta elaboración.

Las cortamos en cuartos y las repartimos por el plato.

Mientras, cogemos el queso de oveja, y lo cortamos como más nos guste (en triángulos, en cubos o desmenuzado en trozos irregulares). Lo añadimos junto a las brevas repartido por el plato.

Añadir unas escamas de sal y regar con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra.

Como hemos dicho, este plato se puede tomar bien como aperitivo o entrante, o quizás como un postre que cierre una excelente comida o cena veraniega. Lo importante es elegir una buena breva, y un gran aceite de oliva virgen extra, como los que puedes encontrar en nuestra tienda.