El aceite de oliva virgen extra es un ingrediente indispensable en la dieta mediterránea, y se convierte además en una grasa fundamental en la cocina vegana, que más allá de los prejuicios que la pueden considerar aburrida y simple, es compleja, interesante y sabrosa; siempre que se utilice el conocimiento y los ingredientes adecuados, como es el caso del zumo de la aceituna.

Beneficios del aceite en una dieta vegana

El aceite de oliva virgen extra aporta a una dieta vegana -y a la alimentación saludable en general- mucho más que sabor, pues sus beneficios son innumerables. Además, de para aderezar, confitar, saltear o freír, el aceite de oliva es muy interesante para los veganos por diferentes razones. La búsqueda de fuentes de grasas saludables es crucial para garantizar una alimentación equilibrada y nutritiva. En este contexto, el aceite de oliva virgen extra se posiciona como una excelente opción.

1. Fuente de grasas saludables: El aceite de oliva virgen extra es una de las fuentes más ricas en ácidos grasos monoinsaturados, especialmente ácido oleico.

2. Alta densidad de nutrientes: Además de sus beneficios para la salud cardiovascular, el aceite de oliva virgen extra es una fuente de antioxidantes, como los polifenoles y la vitamina E, que protegen las células del cuerpo del daño causado por los radicales libres y contribuyen a reducir el estrés oxidativo en el organismo. Estos antioxidantes también tienen propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a combatir enfermedades crónicas.

3. Mejora la absorción de nutrientes: El aceite de oliva virgen extra se convierte en un ingrediente muy recomendable en la cocina vegana porque mejora la absorción de nutrientes liposolubles, como las vitaminas A, D, E y K, que son esenciales para una salud óptima. Al añadir una pequeña cantidad de este aceite a las comidas, los veganos pueden aumentar la biodisponibilidad de estos nutrientes y aprovechar al máximo su potencial nutricional. Los fitosteroles presentes en el aceite de oliva virgen extra ayudan a reducir la absorción de colesterol en el intestino, lo que puede ayudar a mantener niveles saludables de colesterol en sangre.

4. Sustituye las fuentes de grasas animales: En el caso de los veganos, que eliminan las fuentes de grasas animales de su dieta, como la mantequilla y la manteca, el aceite de oliva virgen extra se convierte en una alternativa saludable y deliciosa. Su perfil de grasas monoinsaturadas lo hace adecuado para cocinar, hornear y aderezar una amplia variedad de platos veganos.

Tres recetas veganas con el aceite de oliva virgen extra como ingrediente

Ensalada mediterránea de garbanzos y vegetales: Mezcla garbanzos cocidos, tomate, pepino, cebolla roja, aceitunas negras y cilantro. Aliña con aceite de oliva virgen extra, jugo de limón, ajo picado, sal y pimienta al gusto. Decora con frutos secos

Pasta integral con pesto de albahaca y espárragos: Hierve pasta integral hasta que esté al dente. Mientras se prepara la p asta, saltea en una sartén, espárragos troceados con ajo en aceite de oliva virgen extra, hasta que estén tiernos. Mezcla la pasta con el pesto de albahaca (hecho con hojas de albahaca fresca, piñones, ajo, queso vegano, aceite de oliva y sal) y los espárragos.

Tostadas de aguacate con tomate y canónigos: Tuesta rebanadas de pan integral y úntalas con aguacate maduro aplastado. Cubre con rodajas de tomate fresco, canónigos, un chorrito de aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal.

Por lo tanto, queda demostrado que el aceite de oliva virgen extra se puede convertir en un componente esencial en la dieta vegana, gracias a su abundancia de grasas saludables, antioxidantes y su versatilidad en la cocina. Al incluirlo en la alimentación diaria, se mejora su salud cardiovascular, se fortalece el sistema inmunológico y además de añade  un delicioso toque de sabor a los platos. Si te preocupa tu alimentación y buscas un gran aceite de oliva virgen extra solo tienes que pasar por nuestra tienda.