PRODUCTOS

EL VIRGEN EXTRA

“El aceite de oliva virgen extra es un producto sin aditivos, natural de aceitunas y solo por eso ya se diferencia del resto de los aceites vegetales. Sus beneficios para la salud lo hacen imprescindible para la alimentación por su alto contenido en vitaminas A, D, K y E, ayudando además a reducir el colesterol y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, estimulando el crecimiento y retrasando el envejecimiento celular gracias a su efecto antioxidante, que provienen de la elevada cantidad de polifenoles.”

Seleccionamos las mejores aceitunas para elaborar y envasar por nuestra cooperativa, bajo la Marca “Balcón del Guadalquivir”, un exquisito zumo de olva natural que es fuente de salud y que posee unas cualidades organolépticas extraordinarias y poder hacérselo llegar al consumidor directamente del productor.

GAMA AOVE PREMIUM

¿CÓMO UTILIZARLO?

En crudo para aliñar, adobar, maridar y para potenciar el saber de preparados sencillos y platos exquisitos cuyo sabor satisface al más exigente de los paladares.

CARACTERÍSTICAS ORGANOLÉPTICAS

Color: Aceite de color verde intenso, limpio y brillante.
Olor: Frutado intenso de aceituna verde, con aromas herbáceos y vegetales, la tomatera, la alcachofa y las hortalizas aparecen en primer término. En segundo plano, toques más maduros de almendra, kiwi y plátano verde. Complejo, limpio y fragante.
Sabor: Tiene una entrada suave en boca, con gran armonía, que nos recuerda las mismas sensaciones vegetales percibidas en nariz. Amargo y picante equilibrados. Retrogusto almendrado. Persistente

FORMATOS

Envase de cristal pintado y serigrafiado en alta calidad + tapón dosificador
con cabeza de madera natural. Estuchado opcional.
Capacidades: 500 ml., 250 ml.

GAMA HORECA Y FAMILIAR

¿CÓMO UTILIZARLO?

El AOVE se utiliza mayoritariamente “en crudo”. Sin embargo es también recomendable su uso para las diferentes técnicas culinarias de cocina:

Para crudo:

Aliñar: (ensaladas o preparados que normalmente también suelen contener sal, vinagre o zumo de limón)

Adobar: dejar durante un cierto tiempo algunos alimentos (sobre todo carnes y pescados) en una mezcla de Aceite de Oliva Virgen Extra con “vinagreta” (vino o vinagre, con cebolla, ajo) y con diversas especias (tomillo, orégano, laurel)

Conservar: alimentos que se mantienen sumergidos en AOVE para su conservación y enriquecimiento. En algunos casos se añaden algunas especias. Se suele realizar con todo tipo de alimentos, pero las más conocidas son las de quesos, anchoas, bonito, pulpo y algunas carnes como el Lomo de cerdo.

Emulsionar: muchas salsas y cremas tienen al AOVE como uno de sus ingrediente que aporta textura, cuerpo y sabor a la salsa emulsionando con otros ingredientes (Pilpil, mahonesa, incluso platos cremosos como el salmorejo, “ajo blanco”, etc…)

Para cocinar:

Saltear, cocer y dorar rápidamente con poca cantidad de Aceite de Oliva Virgen Extra en  temperaturas de entre 90ºC y 100°C donde los alimentos mantienen todos sus jugos sabor.

Rehogar, estofar, Confitar, Escabechar…

Asar: cocinar con poco aceite y con calor seco.
Freír: cocinar un alimento con abundante Aceite de Oliva Virgen Extra muy caliente.

FORMATOS DISPONIBLES

Envase de cristal etiquetado + tapón pilfer irrellenable.
Capacidades: 500 ml., 250 ml.

Envases de Pet
Capacidades: 2L y 5 L

NUESTRO DISEÑO

Balcón del Guadalquivir, es un marca (de Aceite de Oliva Virgen Extra) de Baeza cuyo nombre surge de la situación privilegiada en donde se situaba la almazara en sus inicios. En ella se podía disfrutar del paisaje único que caracteriza a la provincia de Jaén, el bosque artificial más grande del mundo plagado de olivos centenarios.

Al ser el nombre de la marca muy evocadora y memorable se decidió que la línea conceptual trabajada en la identidad corporativa de la Cooperativa de San Felipe debería girar entorno a ella. Como elemento principal que compone la marca y el packaging, se pueden ver elementos gráficos que recuerdan a fragmentos de balcones de diferentes tipos, (todos ellos presentes en la ciudad de Baeza), ya sea de un balcón de una casa sencilla o la de un balcón de un palacete cuyos ornamentos son más complejos. El concepto del “balcón” para representar a la marca nos pareció muy interesante y rompedor, por lo que se ha utilizado en toda la gama de productos para identificar las variedades y calidades, con composiciones y formas que generaran diversos códigos visuales que ayuden a diferenciarse.

El balcón, elemento arquitectónico bello, que puede expresar un estatus social, en donde se puede disfrutar del sol, de bonitas vistas, participar en fiestas o eventos populares o simplemente asomarse a él y disfrutar de un poco de aire fresco. Un concepto evocador y romántico que crea una identidad diferenciadora y que podrá ir evolucionando con las necesidades de la empresa.

El color azul completa el concepto y la identidad de marca, le aporta serenidad y elegancia. Y hace alusión al color del cielo andaluz, tan intenso y luminoso como conforman los paisajes en donde procede el fruto y por supuesto, también recordándonos al color de las aguas del río Guadalquivir.

Para el producto de alta calidad y su estuchado, se ha utilizado envase pintado y serigrafiado en la botella, y un estuchado con troquel en la cara principal para crear un doble juego visual, uno cuando la botella está dentro y otro cuando el estuchado se queda vacío. El grafismo que está representado en él, nos recuerda a un balcón de una casa de mayor solemnidad. Y como en los casos anteriores, siempre a través de ellos podremos observar el bello paisaje de los campos de olivos Baeza.